Escapismo


Pluriempleo
14 junio 2010, 3:19 pm
Filed under: Relatos breves

Se acaba de marchar el cliente número seis, que ha llorado después del orgasmo y por poco la hace llorar a ella. Hace tiempo que se acostumbró a este trabajo pero a escuchar problemas no acaba de hacerlo, bastante tiene con los suyos. Mientras se lava en el bidé se nota abatida. Mira a su alrededor, esa habitación tan desnuda, esas paredes llenas de roña, el colchón ya fino del uso, todo ello hace patente la dureza de su vida.
Hoy está cansada, el día empezó mal, y no ha mejorado. El segundo cliente de la mañana se ha abrazado a ella y le ha contado sus problemas matrimoniales. El cuarto era antipático y la ha tratado con desdén. Se ha sentido como una mierda.

Todavía le quedan otras dos citas esta tarde. A ella le pagan por fornicar, hacer felaciones y dejarse sodomizar. Su contrato ilegal no especifica soportar miserias y consolar desgracias. Es más fácil cumplir con su trabajo que hacer de consejera, o de madre, o de hermana.

El cliente número siete, es joven, entra en el cuarto y va al grano. Tarda dos minutos en correrse y, durante los veintiocho restantes, se desahoga, tiene problemas de autoestima. Ella le escucha y calla, él le pide que le acaricie la cabeza, lo hace pero mientras piensa que no va a aguantar las penas del siguiente. Quiere acabar por hoy, y a lo mejor, aunque no suele hacerlo, hasta llora un poco para desahogarse de tanto problema ajeno.

En cuanto el cliente número ocho entra por la puerta, suspira con alivio, para terminar ese día no puede haber otro mejor. Le conoce, es de los habituales, es educado y limpio, pero lo que más le gusta de él, lo que le hace adorable, es que no habla, por suerte, es mudo.
Con una sonrisa, le coge de la mano y le arrastra hacia la cama.

Anuncios

14 comentarios so far
Deja un comentario

Aunque a lo mejor no tan exagerado (tantos clientes plastas seguidos puede ser insoportable) sí que es verdad que a las prostitutas deberían hacerles un monumento porque muchas veces, más que para el sexo, están para oír desahogos

Comentario por Miguel Baquero

Sí, yo creo que lo menos malo de este trabajo es el acto de fornicar, lo peor es todo lo que rodea el asunto.

Comentario por Elena

Este si me ha gustado.
¿xq? Si lo supiera sería escritor D-)

Comentario por Jose

Es verdad que a veces uno no sabe por qué le gusta algo, pero creo que si uno busca encuentra algún motivo. 🙂

Comentario por Elena

Para cuándo un corto… Tus relatos tienen mucho de cámara, pequeñas historias que trasmiten muchos sentimientos. Son mucho más que relatos!

Comentario por Rober

Gracias Rober!
Una vez le mandé unos relatos a un chico que quería hacer un corto y no volví a saber de él, así que igual me robó alguna idea!

Comentario por Elena

Ojalá media humanidad fuera muda…

Comentario por UCOMIN

Para lo que hay que decir…:-)

Comentario por Elena

Para ella el sexo es mejor sin palabras. Y por lo visto debería cobrar por la consulta psicológica también. Saludos

Comentario por minicarver

Debería cobrar doble! Por ambos servicios.

Comentario por Elena

Me encanta la austeridad de los relatos en general y de éste en particular. Están como esculpidos con un cincel que hubiera borrado todo lo accesorio. Hay una pátina de humor que no esconde el drama de ella y, en cierto modo, el de ellos también.

Comentario por Astapovo Blues

Cierto es que en un relato de esta extensión hay que dar la información justa y necesaria. Intento dar con las palabras exactas para expresar lo que quiero contar.
¡A veces lo consigo!

Comentario por Elena

Elena a mi edad 69 años con mucha experiencia puedo decir y recomendar, que prefiero el sexo con amor, es un encanto hacer el amor con alguien que amas, adoras , te gusta,estas enamorada, pero pagar para satisfacer necesidades de sexo, habiendo tanta estrellas en este Universo, lo encuentro insano, quien lo desea solo debe extender la mano y coger una estrella y solo decir te amo.

Comentario por sinBalas

Desde luego estoy contigo. Aunque insano me parezca excesivo;creo que hay necesidades que uno busca cubrir a pesar de las dificultades. Lo ideal sería que siempre fuera con dignidad.

Comentario por Elena




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: