Escapismo


El profesional
25 febrero 2010, 3:56 pm
Filed under: Erótico

Soy un profesional de la fontanería. Estoy especializado en desatrancar tuberías. Me llaman de todas las partes de la ciudad porque hago bien mi trabajo. Las clientas suelen quedar satisfechas.

Esta mañana voy a la periferia, tengo un trabajo difícil. Una tubería con un atasco importante. Me ha llamado la mujer, histérica, que me necesitaba con urgencia. A veces es así, hay que ser rápido para que queden contentas.
Me abre la puerta una mujer poco atractiva entrada en años. Está en albornoz, tiene el pelo mojado, acaba de salir de la ducha. Me acompaña a la cocina y, en el pasillo, aprovecho para mirar su culo, aunque con el albornoz no se realza veo que todavía lo tiene en su sitio. Las piernas largas, delgadas y bien depiladas. Se nota que se cuida. Me pide disculpas por recibirme así.
Si a mí no me importa le digo, además hueles muy bien, la tuteo.
La tubería no funciona bien desde hace meses, casi un año, me dice. Mientras me cuenta todo esto me mira con sus ojos azules, de arriba abajo. El albornoz deja entrever el canalillo, tiene buenas tetas, pienso. Y estoy seguro que no lleva absolutamente nada debajo. Este detalle me pone cachondo y la tela de mi mono azul se tensa en la parte de abajo. Siempre trabajo con mono porque es más cómodo. Abro mi maletín y empiezo a sacar mis herramientas. Un fontanero siempre tiene a mano la llave inglesa, es mi favorita, su abertura se adapta a todas las medidas. Ella se apoya sobre el fregadero y puedo ver que no me he equivocado, tiene unas tetas estupendas. Me pilla mirando su escote y se pone colorada mientras hace que se tapa.
Y suelto: pero mujer, las cosas bonitas hay que enseñarlas. Ella haciéndose la inocente me contesta ¿tú crees? Claro que lo creo.
Baja las manos y los bordes del albornoz quedan más abiertos todavía. Saco el soplete, imprescindible, da el calor necesario para fundir hasta la tubería más fría.
Ahora la miro sin tapujos y alcanzo a ver el pezoncillo marrón oscuro. Me agacho a desenroscar el desagüe, creo que esta tubería va a costar poco desatrancarla.
Y poniéndome de pie le digo: mejor que ver es tocar, ¿puedo?
Ella duda un momento y sin decir nada se abre el albornoz de arriba a abajo. La agarro con las dos manos. En cuanto le cojo las tetas gime un poquito y eso me anima a continuar. Y claro que continúo, acto seguida se las chupo, le lamo los pezones que se ponen duros en seguida. Las costuras de mi mono están a punto de estallar, ella se da cuenta, y, torpe, me baja la cremallera casi hasta el final. Mi polla liberada al fin le indica el camino y ella con cara golosa, se arrodilla y chupa con habilidad. La cojo suavemente de la cara para que suba, no quiero acabar antes de tiempo. Mientras la muerdo el cuello, mi mano se desliza hacia abajo, noto que se empapa. Está grueso, como un mejillón. La tengo preparada así que la pongo de espaldas, con sus tetas sobre la encimera, la destapo sin quitarle el albornoz y su enorme culo queda a la vista, la abro las piernas y, cogiéndola de las caderas, la penetro hasta el fondo, los dos emitimos un gemido. Empiezo rítmico, sin prisas, me gusta tanto que no quiero acabar, pero es ella la que grita: más rápido, más fuerte, y yo la obedezco, lo que ella diga. Las clientas siempre tiene razón. La llave inglesa se agita entre sus manos, se agarra a ella con firmeza. Y yo me agarro a su culo, siento su carne entre mis dedos y acelero, la abro más todavía y la empotro contra la encimera. Y en seguida noto como se contrae de gusto y da pequeños espasmos que hacen que yo reviente por fin. Ella suelta la llave, yo dejo escapar un profundo suspiro y, sudoroso, caigo sobre su espalda para reponerme un poco.
No llega al minuto lo que tarda en desaparecer por el pasillo. Me quedo en la cocina, al rato reaparece, vestida, con dinero en la mano. La muestro como el agua corre sin problemas hacia el desagüe.
Ya me contaron que eras un buen profesional, me dice. Me encanta mi trabajo, le respondo. Me paga religiosamente las horas y el desplazamiento.
Me despido apresurado ya que tengo otra tubería atrancada pendiente, esta vez en el centro. Solo espero que la reparación no me lleve demasiado tiempo.

Anuncios

9 comentarios so far
Deja un comentario

Elena, me he puesto cachonda.

Comentario por blanca

Pues mira que bien, tu novio me lo agradecerá, jeje.

Comentario por Elena Azcárate

Pues a mí me parece una mierda.
Erotismo de segunda.
Cambia el rollo, aburre.

Comentario por Maria

No te digo que sea el relato del siglo, de hecho tengo eróticos mucho mejores pero bueno de todo tiene que haber en este blog.
Espero que si un días lees por aquí algo que te guste lo comentes con la misma expresividad!

Comentario por Elena Azcárate

Pues a mi lo que me parece una mierda es tu comentario. De tercera. Apesta a mala baba. Q te aproveche.

Comentario por ángel

Una fantasía muy socorrida, sí señora. Y, como siempre, la voz muy conseguida. Como bien dices, igual no es el relato del siglo ( ¿Qué relato es ése por cierto? ) Eso sí, cumple su función de bien escrito y de pasar un buen rato leyéndolo y relamiéndose… uhmmmm!!! Bs.

Comentario por Fatima

¿Qué mujer no ha tenido una fantasía similar? Lástima que luego cuando vienen a arreglarte algo a casa nunca están para comérselos, jaja.

Comentario por Elena Azcárate

Elena pasamé el teléfono de ese profesional que tengo unos trabajitos para él, jajajaja.
Estoy de acuerdo con Fátima y totalmente en desacuerdo con esa otra Maria.
Besitos.

Comentario por Maria1

Me encantaría poder pasarte el teléfono, jaja.
La otra María, que no sé quien es, debe ser un poco estrecha y no debe tener fantasías sexuales. Pero bueno, tiene que haber opiniones diversas!

Comentario por Elena Azcárate




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: