Escapismo


La paja
25 enero 2010, 10:19 am
Filed under: Ficción

– Chúpamela – le dice suave al oído.
Ella, obediente, abre la boca y se la mete.
– Como si fuera un helado.
Ella comienza a lamerle.
– Me gusta despacito, suave.
– Así no, más fuerte, que casi no lo noto.
Ella intensifica el movimiento, succiona.
– Así, sigue, sigue.
– Para, me haces daño.
Ella se la saca de la boca.
– Sigue, ahora con dos dedos.
Ella, aplicada, la coge entre el pulgar y el índice.
– Que gusto.
– Ahora con la mano entera.
Ella, la agarra, la aprieta y comienza a subir y bajar.
– Uf, sigue, más deprisa.
– Así no, más despacio.
Ella suaviza el ritmo del brazo.
– Ahhh, así.
– Dale caña ahora.
– ¡Más fuerte!
Ella menea la mano con violencia.
– Uh, uh, ahora más flojo.
– Casi, estoy a punto.
– Continúa, a ese ritmo, ohhh.
– No me la aprietes tanto, que duele.
Ella cambia y lo hace lento, suave.
– Estás parando, presiónamela desde abajo.
– Ahhhh, sube un poco la mano.
– Más rápido, venga, venga.
– Así, muy bien, mmm, ohh… me queda poco.
Ella sigue, ya sin ganas, tiene dolor en el bíceps, y en los dedos.
– No seas bruta, con mimo.
Ella casi lo agradece y afloja.
– Me queda poco, chúpamela otra vez.
– …
– …

– ¡Y una mierda! – dice ella.

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

risas infinitas!

Comentario por Fatima

Como la vida misma, jajaja

Comentario por Elena Azcárate

me canso sólo con leerlo!! ja, ja

Comentario por beatriz




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: